Las familias anfitrionas de AFS son personas interesadas por la juventuda, la educación y el futuro.

Provienen de contextos culturales y familiares muy distintos, pero tienen en común su interés por experimentar el aprendizaje intercultural y construir una comunidad global positiva.

No importa cómo estén compuestas, si viven en el campo, en comunidades pequeñas, medianas o en la ciudad; las familias de AFS son tan variadas en su conformación como en su tamaño, lo verdaderamente importante es que sean familias estables, interesadas en compartir su día a día con un joven extranjero y dispuestas a vivir la experiencia.

Hospedar a un participantes de AFS es algo que involucra a todos los miembros de la familia. Amigos y familiares también participarán de esta experiencia y se enriquecerán con ella. Hospedar crea una valiosa relación de afecto y amistad que perdura a lo largo de los años.

¡Anímate! Comienza una amistad para toda la vida.